Skip to content

Decapitated – Carnival Is Forever

julio 11, 2011

Han pasado nada más y nada menos que cinco años desde que los deathster polacos editaran aquel brillante y contundente Organic Hallucinosis, tiempo suficiente para que muchos esperásemos con impaciencia a que editasen un nuevo disco, espera que finalmente ha terminado.

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que estos años no han sido felices ni tranquilos en el seno de la banda, ya que han tenido que sobreponerse a la tragedia del accidente que sufrió su bus de gira por tierras bielorrusas en 2007, en el que perdió la vida su batería Vitek y que dejó al grupo seriamente tocado. A esto hay que sumarle la deserción del vocalista Sauron.

Pasada esta época turbulenta y de la mano de la omnipotente Nuclear Blast, los polacos acaban de editar Carnival Is Forever, un disco que, bajo mi punto de vista, mantiene una línea continuista con respecto a sus lanzamientos anteriores pero sin renunciar por ello a incorporar nuevos matices en su sonido. Uno de esos nuevos matices, y probablemente el que va a dar más que hablar, reside en la voz más “hardcore” de su nuevo vocalista Rafal Piotrowski, mucho menos grave y que hace que en este aspecto el grupo pierda un poco de agresividad y de contundencia.  Los otro dos “nuevos”, el batería Krimh y el bajista Heinrich (también bajista de Vesania) cumplen de sobra con su papel, dando buena cuenta del excelente nivel de los músicos polacos.

En lo que se refiere a los temas, pocas sorpresas en el horizonte, salvo las ya comentadas. Los potentes y contundentes The Knife y United abren el disco mantienendo la rapidez, contundencia y técnica a la que nos tenían acostumbrados. En el tema que da nombre al disco nos sorprenden con algo más épico a lo que nos tienen acostumbrados (tema de más de 8 minutos de duración), tema al que le sigue el más thrasher Homo Sum y el más moderno (aunque sin pasarse) 404 .

Ya en la recta final del disco, nos encontramos con A View FromA Hole, tema con estructuras más pausadas (dentro de lo que cabe) y con cierto toque progresivo en sus más de 6 minutos de duración. Bastante más corto y más contundente resulta Pest, mientras que el sorprendente cierre del disco lo protagoniza Silence, en donde se enmascaran como si de unos Anathema o Antimatter se tratase para ofrecernos un tema instrumental y relajado.

En resumen, estamos hablando de un retorno más que digno de estos chicos, que quizás alivia un poco el serio disgusto que nos llevamos con el desastre que editaron hace un mes los señores Morbid Angel y que devuelve otra vez a la escena, esperemos que por muchos años, a uno de los grupos más inspirados de la escena extrema polaca.

NOTA : 8

Anuncios

From → Críticas, Música

2 comentarios
  1. Nergalitos permalink

    Desde luego tiene mucho merito este disco. No solo por conseguir el mismo sonido aún solo quedando el guitarrista, sino también por seguir sonando frescos.

    Puede que la voz no sea tan cavernosa pero no chirria. Un disco notable para una banda que vuelve a la palestra. Los vi en directo y siguen dando cera. Fijo que con el siguiente trabajo ya trituran craneos otra vez.

  2. Sí, la verdad es que la voz a ratos se queda un pelin sin esa mala ostia que tanto mola, pero no ha sido ni por asomo para tanto tal y como lo pintaban algunos agoreros. Por cierto, creo que el bajista se ha pirado hace poco…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: